Camellia Sinensis, la planta del té
Camellia Sinensis, la planta del té

Si oímos el nombre Camellia Sinensis, estamos frente la planta que da lugar a la producción de la bebida más consumida en el mundo después del agua: el té. Para sorpresa de muchos, todas las variedades que se conocen de té se producen con esta planta.

Dónde se cultiva la planta del té

Esta planta hoy en día se puede encontrar por todo el mundo desde los países clásicos como China, donde tuvo su origen el té, India o Japón o hasta algunas variedades en el Reino Unido, país gran precursor al que se le debe en gran parte la creación de la cultura de tomar té.

de la planta camellia sinensis se producen todas las variedades de té que se comercializan

El clima para la planta del té

La planta del té crece mejor en climas tropicales y subtropicales, allí donde las lluvias son abundantes, y para su crecimiento prefiere elevaciones más altas (hasta 1500 metros) ya que a estas alturas el crecimiento de la planta del té es más lento, lo que resulta una taza con mucho mejor sabor que otra planta que produjo un té a menos altura.

las variedades de camellia sinensis más empleadas son la variedad sinensis y la assamica

Variedades de la planta del té

Existen diferentes variedades de Camellia Sinensis, entre ellas las más conocidas son la Camellia Sinensis var. Sinensis, y la Camellia Sinensis var. Assamica. En este artículo anterior de nuestro portal puedes conocer: Diferencias entre la Camellia Sinensis y la Camellia Assamica.

La variedad Sinensis se suele emplear principalmente para los tés que se producen en China, Formosa, o Japón. La variedad Assamica es la que se encuentra principalmente en las producciones de té en Assam (India). Otra variedad, no tan utilizada en el mercado internacional del té, es la variedad Cambodiensis. Si tuviéramos que diferenciar las 3 variedades por su tamaño la primera sería la Assámica, seguidas de la Cambodiensis y la Sinensis.

la planta del té se poda para facilitar la recolección para la producción de té

Recolección de la planta del té

La planta de té se va podando para que su recolección sea lo más cómoda posible. En caso de dejarla en modo salvaje podría alcanzar más de 10 metros fácilmente. La recolección de la planta se produce principalmente a mano, aunque también se emplean máquinas para agilizar el proceso. En el caso de que se vaya a producir un té blanco, la recolección se deberá de hacer a mano, puesto que una rotura de la hoja podría comenzar un proceso de oxidación que afectaría al sabor de la taza de té.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here