Consejos para una dieta perfecta

Qué debes de tener en cuenta para realizar tu dieta perfecta

0
555
Dieta Perfecta
Dieta Perfecta

Probablemente, dados los índices de obesidad que tenemos en el mundo occidental, si estás leyendo esto es que alguna vez has intentado hacer una dieta. Sea por problemas de sobrepeso, o porque siempre cogemos algún kilo de más con nuestras desastrosas prácticas en vacaciones y demás, quien más y quien menos, ha hecho alguna dieta.

Casi igual de numerosa es la cantidad de veces que hemos abandonado dicha dieta, y con una ansiedad que nos ha hecho volver a coger lo perdido o incluso más.

La dieta perfecta es la que nos acompañará toda la vida, la que nos hará sentir que estamos comiendo bien, no privándonos de los placeres de la vida. Para ello, es importante lo siguiente:

  • Prestar atención a nuestro cuerpo. Si un alimento nos encanta pero nos sienta mal, o lo dejamos de comer, o será nuestro capricho, nuestro placer con moderación. Es casi mejor la segunda opción, la de comer cuando queramos, pero poco, sabiendo que mucho nos sentará mal (ojo, no hablamos de alergias o problemas médicos similares), pues si dejamos de comerlo, más ganas tendremos. Igualmente, si hay algún alimento que nos siente bien, que veamos que nos sacia y nos hace sentir ligeros, tener digestiones estupendas, aunque no sea nuestro preferido, es muy positivo el “querer” a ese alimento; tenerlo como algo que apreciamos porque nos hace sentir bien, nos hará tener más ganas de consumirlo.
  • Enlazando con lo anterior, no eliminar ningún alimento sólo por su aporte calórico. Si nos encanta algo y tiene muchas calorías, podemos permitirnos comerlo con algunos trucos. O bien elegimos tomar solamente ese alimento y poco más en alguna comida, pasando algo de hambre pero teniendo el placer de poder comerlo, o bien elegimos comerlo cuando más activos estemos (si no hacemos deporte, cuando más vayamos a movernos, el día que más energía vayamos a quemar). Por último, también es posible dedicarle una excepción un día a la semana.
  • Si bien no debemos eliminar nada, es importante ser consciente de qué alimentos nos aportan calorías vacías de nutrientes, o con pocos nutrientes para las calorías que tienen, y consumimos sólo por inercia. Ejemplos de esto pueden ser las patatas fritas y demás snacks, o las bebidas alcohólicas. No sólo debemos ser moderados por salud, sino por conciencia, por tomar conciencia de qué comemos o bebemos realmente. Que luego llegan los “pues tampoco como tanto”.
  • Para mantener todos nuestros alimentos preferidos, es una idea estupenda combinarlos según aporte calórico. No hace falta ser un experto para saber que un chorizo tiene más calorías que una berenjena. Si queremos comer chorizo, pues nos pondremos una tapa, junto con una comida o más tapas, que sepamos que son más “light”. Si comemos chorizo con panceta y migas, o es nuestro día de excepción, o no lo estamos haciendo bien. Si nos encantan las patatas fritas, en vez de combinarlo con cualquier fritura, lo combinamos con un salteado de verduras. O la fritura, con ensalada o verduras en vez de patatas fritas. Es un cambio de hábitos enfocado a poder mantener todos los alimentos en nuestra dieta.
  • Beber mucha agua. Sí, parece obvio, pero es muy importante para el funcionamiento de nuestro cuerpo, eliminar toxinas, que todos nuestros órganos funcionen bien, y también contribuye a sentirnos saciados.
  • En este sentido, para sentirnos saciados, es buena idea incorporar tés y tisanas. Algunas de ellas tienen más poder depurativo que otras, pero en cualquier caso, son un buen complemento para la dieta perfecta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here