Hemos hablado muchas veces en esta revista online de té sobre la necesidad de que el té sea infusionado a su correcta temperatura. Cada tipo de té necesita una temperatura del agua adecuada, de otro modo, no disfrutaremos de una experiencia completa a la hora de tomar té.

La principal creencia errónea al preparar el té

Muchas personas que aún no están habituadas con el mundo del té tienen un prejuicio común: “El té debe de prepararse siempre con agua hirviendo” pero esto no es verdad. Por ejemplo tomar un té verde con agua hirviendo haría que tuviese una astringencia casi insoportable, dependiendo de la cantidad de té que empleemos.

todos los tipos de té no se preparan con agua hirviendo

Además parte de los volátiles sabores del té se evaporan durante la infusión, por lo que también puede ayudar tener nuestra tetera bien tapada a la hora de prepararlo.

Cómo calcular la temperatura correcta del agua

El único modo de preparar correctamente un té, es usando los accesorios correctos, pero a veces, no siempre los tenemos a mano. Uno de los más imprescindibles es el termómetro, pero en este post vamos a contarte como sobrevivir a preparar un té sin emplear un termómetro. ¡Si! No es exacto del todo pero es bastante certero.

Para ello nos hemos basado en una temperatura ambiente media de 20 grados y con una cantidad de agua aproximada de un litro, litro y medio. Si estamos en verano, estos tiempos que indicamos los podemos aumentar un minuto más, y en inverno recortar medio minuto.

¿Listos? El primer paso será hervir el agua, templar la tetera, y…:

Unos segundos después de hervir

Un minuto después de hervir el agua estará en torno a 95ºC por lo que estaría optima para tés negros.

Dos minutos después de hervir

Estará en torno a 80ºC por lo que podemos emplearla para infusionar tés verde y tés blancos.

Cuatros minutos después de hervir

Estará en torno a 70ºC por lo que podemos emplearla para infusionar tés verde y tés blancos más delicados, o que pensemos dejar más tiempo infusionando.

Ocho minutos después de hervir

Estará en torno a 60ºC por lo que es idónea para infusionar tés japoneses que requieran esta temperatura. Por ejemplo algunos Gyokuros.

Aunque te proponemos que hagas un juego, haz este experimento con un termómetro y con la cantidad habitual de agua que suelas hervir para preparar el té. De este modo podrás tomar tus notas y preparar tu té cada vez más rápido y con mayor precisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here