Remedios naturales con té

Trucos y consejos para usar el té como remedio o como ayuda en tu día a día.

0
450
Remedios naturales con té
Remedios naturales con té

Son varios los modos en los que el se puede utilizar a forma de remedio natural. Existen muchos trucos que los teadictos han ido proclamando de boca en boca para un uso más allá del té en la taza, que por supuesto es el principal y el más agradecido para todo consumidor de té.

¡no tires tu té!, las hojas de té o las bolsitas de té infusionadas pueden servirte para muchas cosas.

Tu té en hoja o las bolsitas de té una vez infusionadas, pueden resultar muy útiles, por lo que nunca las tires. Como mínimo podrás echarlas a una maceta y será un estupendo abono. Eso si, si quieres que todo sea más natural ¡utiliza té bio! aunque por desgracia todo lo que nos alimenta y usamos en nuestro día, a excepción, claro está, de los productos biológicos, lleva pesticidas, por lo que cualquier té te valdrá.

Podemos usar el té de los siguientes modos:

  • Como abono. Para ello solo debes de romper la bolsita, o coger las hojas infusionadas y verterlas en una maceta en la superficie. Al estar mojadas la descomposición será más rápida y podrás recuperar plantas que dabas casi por muertas. También puedes utilizar las hojas de té que esté caducado, simplemente espárcelas por la tierra de tus macetas.
  • Quemaduras de sol. Una bolsa de té infusionado alivia y mejora el aspecto de las quemaduras de sol.
  • Picaduras de medusa. Si estuviste en la playa y no te quemaste, pero tuviste la mala suerte de que te picó una medusa, la bolsita de té o bien la hoja de té envuelta en una gasa, aliviará un poco el escozor.
  • Lactancia. Un leve masaje sobre los pezones irritados por la lactancia aliviará el escozor.
  • Mosquitos. Las hojas de té infusionadas sobre una picadura de mosquito alivia el picor y ayuda a que desaparezcan.
  • Resfriado. Un té verde caliente con miel y limón te suaviazará la garganta y te ayudará a respirar un poquito mejor cuando estés pasando un resfriado.
  • Perros. ¿Tu perro tiene pulgas? ¿Sabías que las pulgas odian el té? Pobres ilusas, ellas se lo pierden. Rocía té en la cama de tu perro y poco a poco lo abandonarán.
  • Ojos. ¿Eres de esas personas que se levantan con los ojos enrojecidos? Guarda la bolsita de té en el congelador una vez infusionada y saca al día siguiente por la mañana. A continuación póntelas unos minutos sobre los párpados y… ¡adios a los ojos enrojecidos, a los ojos hinchados! y puede que ¡hasta a las ojeras!
  • Tinte. Prepara un té negro abundante en una cubeta, por mucho que te guste, ¡no lo vayas a beber! Ahora coge una prenda de color blanco o de color claro. El resultado será un tono muy natural.
  • Pelo. Enjuágate tu pelo con infusión de té verde y verás como desaparece la caspa. Lo mejor es que puedes reinfusionar el té que empleaste para tomar y de este modo lo aprovechas. Un remedio anticaspa la mar de económico.
  • Olores. Introduce unas bolsitas de té en le frigorífico para eliminar los malos olores.

¿Has visto cuantas posibilidades nos da el ? Si conoces más usos deja un comentario y tratamos de actualizar el artículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here