El café y la cafeína

0
820
Granos de café
Granos de café
Granos de café
Granos de café

¡Vamos a tomar un café! esta frase la hemos pronunciado cientos de veces para hacer del café un símbolo social. En realidad en muchas ocasiones no tomas un café, si no un refresco o una cerveza, pero por café se entiende mucho más que una infusión. Esta infusión que lleva tantos años consumiéndose siempre ha sido debate por si es perjudicial o no lo es para la salud.

El principal factor de que se juzgue su benevolencia o perjudicialidad es la cafeína. Según muchos la cafeina es perjudicial pues eleva la tensión y creen tener relación con enfermedades coronarias, pero nada más lejos de la realidad. No existe relación de la cafeína científicamente con las enfermedades al corazón… ¿pero es que cuando tomo café me siento más nervioso? ¡Claro que si! debido a su efecto estimulador del sistema nervioso sube la presión sanguínea, pero nuestro organismo se encarga de estabilizar el cuerpo poquito a poco.

Si no se toma café de un modo abusivo incluso puede resultar beneficioso. Gracias al café acabamos con el cansancio, estimulamos y damos vida al sistema nervioso central y tonificamos el sistema cardiovascular. Además posee un pequeño efecto diurético y nos nutre con antioxidantes. Eso si, cada consumidor debe de ser responsable en su consumo y no abusar del mismo.

Debemos de tener cuidado de no tomarlo cuando estemos con migrañas, o por su puesto si ese día estamos un tanto nerviosos. Otro factor es tener en cuenta la hora de tomarlo. Si somos sensibles a la cafeína es mejor no tomarlo las 4 horas antes de ir a la cama. Hay amantes del café que para ellos la hora ¡no es un problema!  y lo toman de postre ¡en la cena! El café es una bebida muy baja en calorías y por si no lo sabías también se emplea la cafeína en pastillas como complemento nutricional para el sobrepeso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here