Té frío
Té frío o té helado

El té frío es un modo de disfrutar del té sin más. Al igual que hay quien prefiere tomar un vaso de leche caliente o lo prefiere frío, todo es cuestión de gustos. Cuando llegar el calor y las altas temperaturas muchos son los adeptos de tomar un té helado de melocotón o un té con menta y limón. El Ice Tea, como se conoce en inglés y se usa cada vez más en otros idiomas como el español, va creciendo en consumo conforme van pasando los años.

Cómo prepara un té frío

Existen varios modos para preparar un té frío o té helado. Con esta guía vas aprender cómo se hace té helado casero por dos métodos, el tradicional, que es el más sencillo y rápido, y el método de infusión de té en frío, que requiere algo de más tiempo pero está delicioso igualmente.

Luego, como algo adicional, te enseñaré un método de infusión que me gusta especialmente para tés japoneses sombreados y que se hace con cubitos de hielo más otro con helado y un método fácil para granizar el té.

Método tradicional de té frío

El método tradicional consiste en infusionar el té en caliente y añadir hielo, pero con algunas técnicas que harán que el resultado sea más delicioso.

para evitar que el SABOR DEL té diluya con el hielo aumentaremos la cantidad de hojas de té por litro y su tiempo de infusión.

En primer lugar la cantidad de té que empleamos por litro, será aumentada en unos 5 gramos. Esto hará que el té sea más contundente en sabor y no se agüe cuando añadamos el hielo. Con la mismo intención anterior, el tiempo de infusión será el más largo por cada familia de té. Esto quiere decir lo siguiente:

  • 5 minutos para el té helado negro y té Pu Erh helado
  • 4 minutos para el té Oolong helado
  • 3 minutos para el té verde helado y té blanco helado.

Lo que si debes de tener en cuenta es que la temperatura del agua no la debes de alterar sino el resultado puede ser que no te guste nada, con una taza más astringente o sin apenas sabor.

Pasado estos tiempos de infusión, si deseas endulzarlo añade tu edulcorante favorito: miel, azúcar, stevia, sacarina… pero recuerda: los amantes del té preferimos los tés sin azúcar.

la temperatura del agua en el MÉTODO tradicional de infusión para hacer té helado es la misma que en caliente.

Lo ideal sería que una vez pasado el tiempo de infusión retiráramos las hojas de té y dejáramos enfriar en una jarra, para luego guardar en frío hasta que quede frío del todo y servir con hielo. Pero como sé que siempre tienes prisa y que estás deseando tomarte este té helado… te digo lo que debes de hacer.

Pasa el té directamente a una coctelera con hielo macizo que tiene la facultad de enfriar sin diluirse tan fácilmente. Agita bien fuerte y sirve en un vaso con hielo nuevo… y tu té frío estará listo para degustar.

Té helado con limón y menta
Té helado con limón y menta

Infusión en frío

Puedes hacer té frío casero delicioso con el método de infusión en frío, pero para esto necesitaras más tiempo de preparación. La receta de té helado más sencilla para ello es con té negro. Puedes escoger el que más te guste, yo particularmente prefiero con tés de Ceylon.

el método de infusión en frío requiere más tiempo de preparación que el método tradicional.

Añade unos 20 gramos de té en una jarra junto un litro de agua mineral. Tapa y guarda en la nevera para dejar reposar durante varias horas, dependiendo de la intensidad con la que te guste déjalo más o menos tiempo (mis gustos me llevan a dejarlo durante unas 7 horas) En caso de que te guste tomarlo dulce puedes añadir azúcar y remover enérgicamente al agua antes de añadir el té, de este modo se disolverá fácilmente.

Pasado este tiempo retira las hojas de té y pasa a una nueva jarra repleta de hielo y rodajas de limón. Sirve en un vaso con hielo y más limón, incluso puedes añadir unas hojas de menta fresca.

Té frío japonés infusionado en hielo

Este tipo de infusión tiene muchos matices pero te explicaré el modo más sencillo de hacerlo. Coge un vaso fino de cristal, el más fino que tengas, incluso podría valerte una copa de vino para asegurarte una experiencia superior.

un té japonés sombreado, una fina copa de cristal e hielo te harán disfrutar de una experiencia diferente en té helado.

Ahora elige un té japonés de los denominados tés sombreados, por ejemplo un Gyokuro y pon una o un par de cucharaditas en el fondo de la copa o vaso (dependiendo del tamaño). A continuación rellena con hielos de buena calidad el vaso y espera a que se derrita totalmente en un ambiente de temperatura media. Con esto quiero decir que no lo pongas al sol y tampoco lo metas en el refrigerador. La infusión resultante será realmente deliciosa y diferente ¡haz la prueba con este té frío!

Batido de té con helado

Este método es bastante sencillo y para ello utilizaremos té negro bien concentrado. Para ello debes infusionar 20 gramos de hojas de té negro, te recomiendo un Assam que es un té con bastante cuerpo, en un litro de agua durante 5 minutos.

A continuación pásalo a un vaso de batidora o a la thermomix y añade una cuarta parte de helado, bate hasta que el helado quede totalmente disuelto.

Respecto los sabores del helado puedes escoger tu favorito aunque es el de vainilla, canela, o el helado de stracciatella los que mejor van. Para servir te recomiendo un vaso alto con pajita y con canela espolvoreada ¡dejarás a todo el mundo enamorado!

Té granizado

Para terminar, si quieres tomar té granizado te explico cómo granizar el té de modo fácil. Para ello prepara el té que más te guste según viste en el modo tradicional.

Ahora pasa el té a la batidora thermomix, añade azúcar en caso de que lo desees y añade hielo. Pica hasta que el hielo quede echo escamas y no llegue a romperse del todo y tendrás un té granizado casero más que delicioso y refrescante.

¿Qué tipo de tés son más idóneos para tomar en frío?

Muchos fabricantes producen tipos de tés especiales para tomar en frío. Estos tés son tés con aromas especiales que están más deliciosos en frío que en caliente. Entre los sabores más comunes o tés helados más populares son:

  1. Té con limón (negro principalmente)
  2. Té de menta verde
  3. Té helado de melocotón (negro principalmente)
  4. Té verde helado (puro o aromatizado)
  5. Té negro helado (puro o aromatizado)
  6. Té Oolong helado (puro o aromatizado)
  7. El té verde matcha helado
Té matcha helado
Té matcha helado

Para el método de infusión en frío escoge un té negro, para tomarlo helado con hielo puedes escoger tu té favorito. Uno de los tés que más me gustan tomar como tés helados son los tés tipo chai o pakistaní con unas gotas de leche, recuerdan a la clásica leche merengada tan veraniega.

Para muchos el té Oolong en frío sabe delicioso, para otros el té blanco no les resulta atractivo debido a su baja potencia de sabor al tomarlo con hielo… pero esto es cuestión de que pruebes y pruebes y des con tu té base favorito para refrescarte y cuidar tu salud durante el verano.

las infusiones de frutas o el rooibos también están deliciosas tomadas en frío.

Para los que no pueden tomar cafeína recomiendo que tomen infusiones frías como las de frutas o rooibos. Este tipo de infusiones están deliciosas en frío con hielo y son una excelente alternativa a los refrescos azucarados. Además en el caso del rooibos sudafricano tiene un leve sabor dulce que lo hace muy agradable. Si tienes niños en tu familia es una buena opción para introducirlos en el mundo del té, que significa salud, con este tipo de infusiones.

Beneficios del té frío

Esto es algo que muchos me preguntan y cuya respuesta es bastante sencilla. Los beneficios o propiedades del té helado son las mismas del té convencional. Además tiene un plus, y es que en muchos casos, ayuda a quitar la sed provocada por el calor y sobre todo te mantiene hidratado y te ayuda a eliminar líquidos sin darte cuenta.

Si conoces o tienes otros modos de tomar el té frío, te invito a que lo dejes en los comentarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here