Remedios naturales para el insomnio en niños y bebés

Qué hacer para que los más pequeños de la casa duerman mejor.

0
104
Remedios para el insomnio en niños
Remedios para el insomnio en niños

Al igual que los adultos, los niños tienen preocupaciones, que muy lejos de lo que ya nos gustaría a nosotros, pueden quitarles el sueño. En algunos casos, la vuelta al colegio, el cambio de actividad, o alguna mala experiencia pueden ser la causa para pasar las noches en vela. En el caso de los bebés puede resultar aún más extenuante para los padres, pues el insomnio está asociado a llantos.

Cuando los más pequeños no pueden dormir se convierte en una pesadilla tanto para ellos mismos como para los padres. Existen diversas tradiciones y remedios en la naturopatía para conciliar el sueño en niños, que en este artículo trataremos de explicarte.

la aromaterapia puede ayudar a que los más pequeños tengan un sueño de mejor calidad

Con los bebés, que interrumpen su sueño y no lo concilian por diversos motivos como cólico lactante, dolor de boca, resfriado… podemos utilizar los siguientes remedios de aromaterapia:

Pañuelo con aceite esencial de lavanda. Simplemente untamos en un pañuelo fino unas 5 gotas de aceite esencial de lavanda y lo colgamos en su cuna, donde el bebé no llegue a cogerlo, cerca de su almohada.

Baño de aceites esenciales. Diluimos un par de gotas de aceite esencial de rosa, geranio y rosa. Durante el baño proucuramos que no alcance ni su boca ni ojos.

Vapores de aceite esencial de lavanda. Si tiene un humidificador que lo acepte, puede añadirle al agua unas gotas de aceite de lavanda. También puede usar un quemador de aceites esenciales, con la precaución que lleva el tener una vela encendida.

– Dé un masaje con body milk de lavanda. Muchas veces se trata de una cuestión de nervios, o estrés infantil, o simplemente pánico a terrores nocturnos, por lo que un masaje de unos 15 minutos por todo el cuerpo con mucha tranquilidad untando las manos en crema o bodymilk de lavanda, ayudará a que el niño se relaje.

la lavanda es una gran aliada, sobre todo en aceite esencial.

– Un vaso de leche caliente con un poquito de miel después de cenar. Ojo si el niño está resfriado, provocaría el aumento de su mocosidad, por lo que es mejor no utilizar este remedio en ese caso. Este remedio lo hemos oído toda la vida, e incluso hemos desconfiado de él en muchas ocasiones, cuando nuestra madre nos obligaba a tomarlo, pero realmente está demostrado que calma. Si el niño es mayor de 4 años, puede añadirse un poquito de levadura de cerveza.

Lo más importante de todo es observar el motivo de su insomnio, si está acompañado de llanto o no, pues puede padecer algún tipo de enfermedad. Recuerda que ante todo lo mejor es consultar con un médico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here