Diente de León

0
422
Diente de León
Diente de León

Diente de León, Taraxacum officinale

El Diente de León es una planta perenne que puede alcanzar el medio metro de altura aproximadamente. El Diente de León florece casi todo el año poseyendo unas flores de color amarillo casi dorado. Cuando su flor está fructificada se convierte en una pequeña “bola de pelo” que se dispersa con el viento.

Esta planta también es conocida con el nombre Achicoria Amarga o Meacamas, por su poder diurético que tan famosa la ha hecho en el mundo de la dietética.

Es originaria de la zona limítrofe de Europa con Asia, aunque hoy en día se cultiva en el mundo entero. Alemania y Estados Unidos son los dos principales exportadores de todo el mundo. Para su uso se utilizan las hojas y las raíces, que se secan a la sombra. Las hojas se recogen en primavera y las raíces a partir del segundo año de cultivo.

Esta planta era utilizada por los médicos árabes que habitaban Al-Andalus como depurativa de la sangre, allá por el siglo XI. Su uso en el resto de Europa no llegó hasta el siglo XVI.

Su uso es culinario y terapéutico. En la cocina se usa para ensaladas así como para “amargar” el sabor de las sopas y caldos. También se emplea para la elaboración de licores. En algunos lugares se utiliza la raíz como sustituto del café, tostándola y moliédola.

Como planta medicinal estamos ante una planta de alto poder diurético, ayuda bastante a la eliminación de líquidos y depuración del organismo, por lo que es una planta muy usada por la industria dietética. También se usa para ayudar a eliminar pequeños cálculos. Su raíz en infusión se emplea para favorecer las digestiones.

Las hojas del Diente de León son muy ricas en vitamina A, C, hierro y calcio, incluso mucho más que algunas verduras como las espinacas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here